NUESTROS SERVICIOS

La limpieza con ozono u ozonización es cualquier tratamiento en el que se aplique ozono.

Las principales aplicaciones de dicho tratamiento son para la desinfección y desodorización del ambiente y para el tratamiento y purificación de aguas. Con ello se consigue la eliminación de microorganismos patógenos y malos olores. En numerosos estudios se ha demostrado que el 99% de los virus son dañados o destruidos transcurridos 30 segundos de exposición al ozono.

Para determinar el tipo de tratamiento a aplicar se debe partir de:

  1. El objetivo para el que se desea aplicar (desinfección, eliminación de malos olores…)

  2. Características del espacio a tratar (ocupación, volumen, humedad, temperatura, grado de contaminación…)

Una vez se determinan estos dos puntos, los analizamos para determinar la dosis de ozono y el tiempo de aplicación, los generadores a emplear, el equipo de protección requerido y los tiempos de tratamiento.

Tras concluir el tratamiento, monitorizamos la concentración de ozono hasta que sea inocuo para la salud y emitimos el certificado de la desinfección llevada a cabo.

Es fundamental dejar el diseño de las soluciones a los profesionales del ozono.